Anwaltskanzlei Rosenkranz


La nacionalidad alemana como segunda nacionalidad©

La entrada en la UE se facilita ‚Äď trabajo y residencia en la UE

 Gregor Rosenkranz, abogado

 

¬ŅC√≥mo es posible que muchos latinoamericanos posean adem√°s de su nacionalidad la nacionalidad alemana y no lo sepan?

 En Latinoam√©rica son alrededor de diez mil personas las que debido a su descendencia de emigrantes alemanes poseen todav√≠a en la actualidad la nacionalidad alemana.

 Una gran ventaja que alberga esta segunda nacionalidad es el hecho de ser ciudadano de la Uni√≥n Europea con (la actual) estad√≠a en Latinoam√©rica. Pu√©s de la nacionalidad se deriva el derecho de poder desplazarse siempre en la Rep√ļblica Federal de Alemania y en toda la Uni√≥n Europea y -as√≠ como cualquier otro ciudadano- poder tambi√©n establecerse en cualquier parte del territorio de la Unio√≥n Europea y aceptar all√≠ un trabajo.

 El derecho de la nacionalidad alemanna se basa ‚Äďen sus caracter√≠sticas esenciales- en el principio de descendencia. Esto signifca que la nacionalidad de los padres es decisiva para la nacionalidad de un hijo en el momento de su nacimiento.

El hijo leg√≠timo de un padre alem√°n o de un madre alemana (hasta 1975 √ļnicamente bajo requisitos especiales) es en virtud de la ley (tambi√©n) ciudadano/a alem√°n/a. Esto mismo es v√°lido para un hijo de una madre alemana que no est√© casada con el padre del ni√Īo. En el caso de un hijo de un padre alem√°n que no est√© casado con la madre del ni√Īo, se requiere b√°sicamente seg√ļn el derecho alem√°n una declaraci√≥n reconocida de paternidad.

 La p√©rdida de la nacionalidad alemanna ocurrre  la mayor√≠a de la veces a causa de una declaraci√≥n personal de un ciudadano, es decir, en cuanto el ciudadano alem√°n obtiene ‚Äďa solicitud propia- otra nacionalidad, pierde consiguentemente la nacionalidad alemana.En cambio la obtenci√≥n de (otra) nacionalidad en virtud de la ley por nacimiento, como ocurre en Latinoam√©rica, no lleva a perder la nacionalidad alemana.

Sin embargo, en algunos casos es posible -en virtud de la ley- perder la nacionalidad alemana. Por ejemplo ciudadanos alemanes que salieron de Alemania antes de 1903 pod√≠an perder su nacionalidad alemana en la √©poca entre 1870 y 1913 siempre y cuando se quedasen en el extranjero ininterrumpidamente por m√°s de 10 a√Īos. Sin embargo perder la nacionalidad por este motivo requiere b√°sicamente de un una revisi√≥n detallada, ya que este plazo se puede anular o interrumpir por diversas medidas de protecci√≥n. Ejemplos de lo anterior son entre otros la inscripci√≥n en los libros de matr√≠cula, la prolongaci√≥n de documentos de identificaci√≥n alemana pero tambi√©n una corta estad√≠a en el territorio del reino alem√°n, etc.

 Tambi√©n se pod√≠a  perder eventualmente la nacionalidad alemana con fecha  01.01.1916, en caso de que un alem√°n nacido entre 1871 y 1885 con residencia permanente en el extranjero no hubiese entregado en el per√≠odo comprendido desde 01.01.1914 hasta 01.01.1916 ninguna decisi√≥n definitiva sobre su servicio militar obligatorio.

 Hasta qu√© punto pueden surgir tales motivos para la p√©rdida de la nacionalidad y si √©stos tambi√©n se pueden extender a los descendientes es una cuesti√≥n que requiere en cada caso una revisi√≥n detallada.

 Si bien la p√©rdida de la nacionalidad alemana en virtud de la ley era despu√©s de 1913 en gran parte imposible y se pod√≠a mantener por alemanes que viv√≠an permanentemente en el extranjero durante generaciones, este principio ha experimentado una modificaci√≥n fundamental a causa de la reorganizaci√≥n del derecho de nacionalidad a partir de ahora. Esta modificaci√≥n sin embargo tend√° sus repercusiones aproximadamente reci√©n a partir del a√Īo 2012.

Seg√ļn esta reorganizaci√≥n de la ley el hijo nacido en el extranjero b√°sicamente ya no obtiene m√°s la nacionalidad alemana en virtud de la descendencia de uno de los progenitores si es que este progenitor ha nacido en el extranjero despu√©s del 31.12.1999 y tiene su residencia habitual all√≠.

Para que el hijo obtenga la nacionalidad alemana los padres tienen que informar sobre el nacimiento de su hijo a la representaci√≥n competente en el extranjero dentro del plazo de un a√Īo.

 Aquel no no posea un documento v√°lido de su nacionalidad alemana, debe en primer lugar solicitar un carn√© de nacionalidad. Esta solicitud se puede presentar en el consulado competente del pa√≠s o directamente en la Agencia Federal Administrativa en Colonia, RFA.

Debido a que por lo general se deben presentar cuantiosos documentos sobre la descendencia del solicitante, se recomienda pedir ayuda profesional, la que por lo general está garantizada por los consulados alemanes en cada país.

El proceso puede ser tramitado en forma activa y posiblemente de manera más expedita por un abogado especializado y autorizado en el lugar de tramitación de la solicitud en Colonia.

 En casos problem√°ticos, como por ejemplo en aquellos casos en que los consulados no quieran cooperar con la presentaci√≥n de una solicitud aluciendo a posibles motivos de p√©rdida de la nacionalidad o la solicitud sea denegada por falta de inscripci√≥n de la matr√≠cula u otro motivo de p√©rdida de la nacionalidad, se aconseja en forma urgente una revisi√≥n detallada de la recusaci√≥n en su aspecto jur√≠dico.

Sempre se puede volver a hacer una revis√≥n de una solicitud. Por consiguiente  la solicitud de constataci√≥n de la nacionalidad alemana tambi√©n se  puede presentar otra vez. La recusaci√≥n de una solicitud s√≥lo indica que esta solicitud fue denegada. Por ello, en caso de nuevos conocimientos de causa o medios de prueba se aconseja presentar nuevamente la solicitud.

Las perspectivas legales de la Agencia Federal Administrativa de Colonia con respecto a posibles motivos de p√©rdida de la nacionalidad que puedan surgir no siempre est√° en conformidad con la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia, de manera que en algunos casos la nacionalidad alemana del solicitante a√ļn se puede probar por v√≠a judicial.

 En vista de las ventajas que pueden producirse de una doble nacionalidad, es poco probable que los gastos de mantenimiento y de seguridad lleguen a ser demasiado altos, sobre todo si se  considera que una vez probada la nacionalidad alemana, √©sta se extiende a la generaci√≥n de los hijos y a la de los hijos de los hijos. Hoy en d√≠a nadie puede asegurar que tener la nacionalidad alemana representar√° una ventaja para su hijo o su nieto. S√≥lo el hecho de que la RFA sea actualmente una naci√≥n vieja y depender√° por lo tanto en el futuro de mano de obra joven es un buen argumento para obtener uno mismo y sus descendientes la nacionalidad alemana.

Información e consultas:

   info@kanzlei-rosenkranz.de

 home

© Gregor Rosenkranz. Reservados los derechos de autor.